La lección de un colegio a sus alumnos por burlarse del equipo perdedor